El Ayuntamiento de Granadilla de Abona suscribe un convenio para la gestión de los residuos electrónicos

El acuerdo firmado con la Fundación Canaria Recicla garantiza una correcta gestión con criterios de sostenibilidad.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona en su apuesta por el reciclaje y el desarrollo sostenible, ha suscrito recientemente un convenio de colaboración con la Fundación Canaria Recicla con el objeto de conseguir una correcta gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en el municipio sureño. Por este motivo, el alcalde, Jaime González Cejas, acompañado de los concejales de Servicios Municipales y Medio Ambiente, Juan Rodríguez Bello y Jacob Donate González, respectivamente, recibieron esta semana a Carmen Martínez Dorta, directora de Relaciones Institucionales de la citada fundación.

A través de este acuerdo, la citada entidad se encargará de la recogida selectiva de este material, en muchos casos altamente contaminante, logrando un eficiente control tanto desde el punto de vista económico como medioambiental, aparte de asegurarse su adecuado tratamiento. Según el alcalde socialista, con este convenio la administración municipal ganará en un doble sentido, ya que se dejará de pagar la correspondiente tasa de vertidos y, por otro lado, la fundación pagará al Consistorio por la gestión de los mismos.

Hay que tener en cuenta, indica Rodríguez Bello, que el volumen de RAEE “ha crecido mucho en los últimos años y genera graves problemas por su alto potencial contaminante; por ello, se hace necesario contar con un correcto Sistema Integrado de Gestión que permita gestionarlos eficientemente”. Agrega que las instalaciones centrales de la concesionaria municipal del servicio SERMUGRAN, situadas en el polígono industrial de Granadilla, es el lugar fijado para efectuar la recogida de este tipo de residuos, tales como grandes y pequeños electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, máquinas expendedoras y aparatos electrónicos de consumo y de alumbrado, entre otros.

El acuerdo persigue una acción respetuosa con el Medio Ambiente y el cumplimiento de la legalidad vigente (según dispone el Real Decreto 208/2005 sobre el tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos). El Ayuntamiento de Granadilla de Abona se compromete de este modo a colaborar con la Fundación Recicla para la implantación de un sistema de recogida que garantice una gestión eficiente, eficaz y respetuosa, con criterios de sostenibilidad. Asimismo, se incluye la realización de campañas de concienciación e información dirigidas a los ciudadanos del municipio sobre la necesidad de reciclar este tipo de residuos, además de las formas de entregarlos a los distribuidores o en las instalaciones municipales establecidas al efecto.

Los responsables municipales muestran su satisfacción por este convenio al darse así un paso más en la política de protección del medioambiente a través de acciones orientadas a mitigar la contaminación ambiental. “Por un parte, se apuesta por el desarrollo sostenible al paliar el problema que supone la mala gestión de este tipo de residuos y, por otro, se contribuye a dar una nueva vida a este tipo de aparatos con su reutilización” apuntan.