El CEIP Luis Álvarez Cruz y el CPEIPS Casa Azul ganadores de la duodécima edición del concurso Recíclope

El pasado miércoles 15 de junio tuvo lugar el acto de entrega de Premios del Concurso Recíclope en el Cabildo Insular de Tenerife. El CEIP Luis Álvarez Cruz de Arona se proclamó ganador de la duodécima edición, tras poner en marcha la mejor campaña de comunicación escolar para el fomento de la correcta gestión de los residuos y el desarrollo sostenible en su comunidad educativa, quedando finalista el CPEIPS Echeyde I, Santa Cruz de Tenerife. En esta edición también se entregó un premio al centro de educación secundaria que mejor campaña de comunicación ambiental en redes sociales había implementado, este galardón recayó en el CPEIPS Casa Azul, La Orotava.

El acto de entrega de premios contó con la presencia del Consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo Insular de Tenerife, D. José Antonio Valbuena, Consejero, y la Directora General de la Fundación Canarias Recicla, Dña. Carlota Cruz.

El concurso, enmarcado dentro del Programa Recíclope, pretendía que los centros escolares desarrollaran campañas de comunicación ambiental que sensibilizaran a la comunidad educativa, estudiantes, familias y profesorado, y a la sociedad en general, sobre la importancia de las actuaciones a nivel individual para el cuidado del medio ambiente a nivel global, centrándose en la limitación de los recursos naturales y la importancia del reciclaje de los residuos generados en nuestros municipios, promoviendo la separación en origen y la recogida selectiva.

El Programa Recíclope, una iniciativa del Cabildo de Tenerife y gestionada por la Fundación Canarias Recicla, es un Programa de Actividades Educativo-Ambientales que se desarrolla en el Complejo Ambiental de Tenerife  y en los centros escolares de la isla. Este programa, de carácter socioeducativo,  que fomenta la educación en valores y la participación social incidiendo en la educación ambiental y el respeto por el medio ambiente, comenzó su andadura en el año 2005, consolidándose como un referente de la educación ambiental en la isla de Tenerife. En esta edición se ha conseguido que más de 9.500 personas visiten el Complejo Ambiental de Tenerife y participen en los talleres de reciclaje y reutilización.

Este curso escolar, el programa incorporó importantes novedades, como la introducción de la robótica en las actividades educativas, convirtiendo a esta iniciativa innovadora en una acción pionera a nivel mundial en el campo de la educación ambiental.