Santa Cruz emprende una campaña de proximidad para la separación de residuos

La iniciativa se desarrollará en El Toscal y Duggi, gestionada por la Fundación Canarias Recicla y en colaboración con el Gobierno regional y Ecoembes.

El vecindario de los barrios participantes será premiado por el uso correcto de los contenedores de envases y papel-cartón.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife emprende desde esta semana una campaña de proximidad para favorecer la separación de residuos y el reciclaje en los barrios de El Toscal y Duggi. Esta iniciativa será gestionada por la Fundación Canarias Recicla y cuenta con la colaboración del Gobierno de Canarias y Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de envases.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y el cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, presentaron la iniciativa hoy lunes junto al quinto teniente de alcalde y concejal del Distrito Centro-Ifara, José Carlos Acha, así como la directora general de la Fundación Canarias Recicla, Carlota Cruz; y el gerente de Gestión Local de Ecoembes en Canarias, Alberto Fernández.

Bermúdez explicó que Santa Cruz “cuenta cada vez con más contenedores de reciclaje y, afortunadamente, cada vez hay más gente que recicla y demuestra su amor por la ciudad con este gesto. Sin embargo, debemos realizar estas iniciativas para esforzarnos en seguir convenciendo de manera individual a más vecinos. Confiamos en obtener unos resultados óptimos en esta iniciativa de concienciación y que también pueda extenderse a otros barrios del municipio próximamente”.
Arteaga, por su parte, valoró la concienciación ciudadana “como la herramienta más útil que podemos tener a la hora de obtener mejores resultados en materia de reciclaje y acercarnos, de esa manera, a las ratios que la Unión Europea impone para el año 2020”.

Acha aseguró que la tarea de tener una ciudad limpia “es responsabilidad de todos, pero empieza de manera individual con comportamientos y hábitos que debemos tener en todos los hogares. Separar en origen para reciclar es la mejor manera de aportar nuestro granito de arena”.

Cruz hizo referencia al “potencial de mejora que hay en los barrios de El Toscal y Duggi con una campaña que intentará llegar al 90% de las 15.000 personas que viven en ambos. Se trata de informar sobre cómo reciclar correctamente para evitar que haya ‘impropios’ en los contenedores azules y amarillos y de recompensar, con algunos obsequios, a los que lo hacen bien y ya han incorporado el hábito del reciclaje a sus vidas”.

Fernández, por último, incidió en las ventajas del reciclaje “como mecanismo para intentar paliar, por ejemplo, los efectos del cambio climático. A veces no somos conscientes de que un pequeño gesto puede hacer mucho por construir una sociedad que sea capaz de vivir junta y de la mejor manera posible. En este caso, reciclando envases estamos colaborando con la reducción de gases de efectos invernadero a la atmósfera y contribuimos a que las temperaturas no sigan creciendo como lo hacen por ejemplo en este mes de octubre”.

Objetivos

El objetivo de esta acción es fomentar el uso de los contenedores de reciclaje de forma correcta, involucrando a todos los vecinos a que demuestren su compromiso con la zona en la que residen modificando sus hábitos y separando los residuos en origen.

La campaña se desarrollará durante los meses de noviembre y diciembre, a través de reuniones informativas sobre el correcto uso de los contenedores amarillos (envases ligeros) y azules (papel y cartón) con el fin de facilitar el reciclaje en estas zonas de la capital en las que residen casi 15.000 personas.

Tres educadoras ambientales uniformadas mantendrán encuentros con los colectivos vecinales y realizarán visitas puerta a puerta a ciudadanos y comercios, con el fin de concienciar sobre los beneficios que comporta la recogida selectiva. Además de informar sobre qué tipo de residuos deben depositarse en el contenedor azul y amarillo, el personal de la campaña entregará un vinilo electroestático en el que se muestra claramente cómo usar estos recipientes de una manera eficiente y correcta.
Los responsables de realizar esta iniciativa se situarán entre las 19:00 y las 21:00 horas, de lunes a viernes, junto a determinados contenedores azules y amarillos con los que cuentan las calles de Duggi y las de El Toscal. Los sábados realizarán esta labor entre las 13:00 y las 15:00 horas. Quienes se acerquen hasta esos puntos y deposite los residuos en los contenedores de reciclaje de manera correcta, podrán acceder a realizar una tirada en un juego, en forma de ruleta, que determinará su premio. Los obsequios que se entregarán a los usuarios son bolígrafos, cuadernillos, paquetes de creyones, talegas para realizar la compra y monederos.

De igual manera, durante los fines de semana de diciembre se realizarán ocho actividades en la calle, a razón de cuatro en cada barrio. Los emplazamientos elegidos para desarrollarlas son la Casa Pisaca (El Toscal) y la plaza de Duggi. Consistirán en talleres de educación ambiental con una duración aproximada de cuatro horas (de 10:00 a 14:00 horas) y que se desarrollarán los sábados en El Toscal y los domingos en Duggi. Los destinatarios de las mismas serán los menores con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, así como sus familias.

Estos talleres promoverán un ejercicio colaborativo entre las familias con el fin de que todos sus componentes se sensibilicen en pro del medio ambiente y, de paso, para incrementar los ratios de recogida de envases ligeros y papel cartón a nivel municipal de manera significativa.

Junto al puesto en el que se desarrollarán estos talleres, también se habilitará otro espacio en el que se desarrollará el juego ‘¿Eres el que más sabe de reciclaje?’, mediante el que los participantes responderán a preguntas relacionadas con esta materia. En ellas se les cuestionará sobre el color del contenedor en el que deben depositarse elementos como latas, bandejas de aluminio, aerosoles metálicos y de plástico, bricks, botes de plástico, envases de yogur, etc. Si su respuesta es correcta, podrán lanzar la ruleta y obtener uno de los obsequios mencionados anteriormente.

Esta campaña de proximidad para favorecer el reciclaje, viene a complementar la instalación de los contenedores de reciclaje azules y amarillos, de carga trasera, realizada en Duggi y El Toscal a principios de 2016. Ambos barrios no disponían de estos elementos debido a la estrechez de sus calles, por lo que el Ayuntamiento de Santa Cruz apostó por colocar estos recipientes al tener unas dimensiones más reducidas a los que se encuentran en el resto de la ciudad.